Perspectivas de alianza crítica con el PSOE

La victoria de Pedro Sánchez en la Primarias del PSOE fue para mi una excelente noticia, que celebré. Es cierto que eso abre una perspectiva políticamente más complicada para nosotros, como PODEMOS, en la que el PSOE puede recuperar parte del electorado que pudimos arrebatarle en anteriores elecciones; pero aún así me alegré, porque creo que refuerza nuestra política. Podría parecer una contradicción, aceptar que nos puede debilitar electoralmente y al tiempo valorar que nos refuerza políticamente; pero mantengo que así es, e intentaré explicarlo.

Hablamos con frecuencia de mayorías sociales para el cambio, pero no precisamos ni debatimos qué entendemos por mayorías sociales y cómo llegar a conseguirlas. Yo no acierto siquiera a vislumbrar esas mayorías sociales sin contar con “el lado bueno de la fuerza” del espacio socialista, que representa el PSOE; del sindicalismo obrero que representan CCOO, UGT y CGT; y del sindicalismo agrario que representan la COAG, la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos o la Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, entre otros…

Por ello, me alegré de que hubiera tanta gente digna dentro del PSOE, dispuesta a desobedecer y enfrentarse al aparato del partido y a los poderes fácticos que respaldaban a Susana Díaz. Me alegré de la envergadura de ese “lado bueno de la fuerza” que aún vive dentro del PSOE, pues para mi es parte sustantiva de esa mayoría social que necesitamos movilizar si queremos que el Cambio se produzca.

Sin embargo, creo que debemos tener claro que, al igual que la crisis del PSOE, incluida la rebelión de las primarias, no habría sido posible si PODEMOS no hubiera existido, estoy convencido de que el PSOE volverá al redil neoliberal que comanda Felipe González, si PODEMOS desaparece o se debilita seriamente. Por eso es fundamental reflexionar y entender bien nuestro decisivo papel en esta coyuntura endiablada, tanto a nivel autonómico, como estatal e internacional.

La victoria de Pedro Sánchez refuerza nuestro empeño de sacar al PP del Gobierno, porque lo hace más viable, reforzando la expectativa social y política de un nuevo tiempo en el que haremos posibles los cambios que venimos proponiendo, desde un Gobierno de Progreso. Y en ese Gobierno será vital nuestra participación.

En Aragón, a la vista de la alianza que se perfila entre Pedro Sánchez y Miguel Gracia (Presidente de la Diputación Provincial de Huesca), me da la impresión de que Lambán podría tener sus días contados como presidente de la DGA. Ese cambio en sí podría no suponer nada sustantivo, si no existiera PODEMOS en Aragón y a nivel estatal, pero con la dinámica abierta por Sánchez, la alianza propuesta por Pablo Iglesias y la fuerza de PODEMOS en Aragón, podríamos estar en vísperas de un tiempo ilusionante para esta tierra, con un posible Gobierno de Cambio en el que PODEMOS debe de ser capaz de marcar la diferencia entre el antes y el después.

Pedro Arrojo Agudo

Deja un comentario