Ante el ‘sábado negro’

Este sábado 29 de octubre del 2016 pasará a la historia como un sábado negro para nuestra democracia. Con su abstención, el PSOE abre una legislatura de GRAN COALICIÓN en DIFERIDO, VERGONZANTE y VERGONZOSA, dando continuidad en el Gobierno a un partido CORRUPTO y a un Presidente responsable de una corrupción sistémica, con más de 2.000 políticos imputados por corrupción, en su mayoría militantes, o ex militantes, del PP.

Desde la perspectiva de Felipe González y de los poderes fácticos del PSOE en la sombra, UNID@S PODEMOS no son compañeros de lucha incómodos que compiten con ellos en el espacio de la izquierda, como piensan muchos socialistas. Para ellos, UNID@S PODEMOS es el enemigo a combatir, mientras que el PP son “adversarios” que defienden el mismo sistema neoliberal y, por tanto, pueden y deben ser aliados cuando la defensa del sistema lo demande, como ahora con la investidura de Rajoy.

Con el CAMBIAZO abstencionista del PSOE se frustra la expectativa y la necesidad de CAMBIO de la mayoría de los votantes y de la ciudadanía en general. Más de 2/3 de los votantes de las últimas elecciones votaron a partidos que prometieron sacar a Rajoy de la Moncloa; incluso los de Ciudadanos votaron bajo la promesa de Rivera de no apoyar jamás a Rajoy, que había cobrado dinero negro de la mano de Bárcenas…

El PSOE ha perdido lo que le quedaba de credibilidad y, quizás por ello, ha tomado como portavoz al Sr. Hernando, un hombre de corcho que siempre flota pero que hoy, tras haber defendido el “NO es NO” hace nada, ofrece una credibilidad nula.

El Sr. Hernando insiste en que la culpa la tiene PODEMOS por votar en contra de la investidura de Pedro Sánchez, ocultando que la propuesta de PODEMOS, desde un principio, fue hacer Presidente a Sánchez, pero con un programa de CAMBIO REAL, forjando un acuerdo con UNID@S PODEMOS, que siempre fue viable en la Cámara, pero que siempre fue vetado por los poderes del PSOE en la sombra. De hecho, el golpe de Ferraz se dio cuando Sánchez iniciaba movimientos para llegar a un acuerdo con UNID@S PODEMOS

Ciudadanos, que nació ante la demanda del director del Banco Sabadell de crear un “PODEMOS de derechas”, que disputara a PODEMOS la bandera de la lucha contra la corrupción, ha acabado siendo la clave para que gobierne en Andalucía el peor PSOE, con Susana Díaz a la cabeza; y en España el peor PP, con Rajoy al frente.

UNID@S PODEMOS, como la gente humilde, somos gente de orden; quienes luchan contra la privatización de la enseñanza o de la sanidad es gente de orden, porque es la gente humilde la que más necesita un orden y una ley que les defienda frente a la arrogancia y la codicia de los poderosos. Hay muchos más antisistema y delincuentes potenciales entre los ricos, que esconden sus fortunas en paraísos fiscales, mientras se llenan la boca de patriotismo y de amor a España, que entre la gente humilde.

Con este CAMBIAZO hacia la GRAN COALICIÓN, en la que Rajoy insiste, consciente de que es la hoja de ruta que marcan los poderes que controlan la Gestora, asistiremos, por parte del PSOE, a sobreactuaciones “de oposición” de día, en cuestiones no esenciales, y pactos patrióticos de noche, en las cuestiones esenciales. Ello supondrá para Aragón: asumir como inevitables los recortes económicos que harán imposibles los compromisos de políticas sociales pactados en su  día; admitir como imposible la reactivación de la Ley de Desarrollo Sostenible del Medio Rural; seguir hablando de la corrupción como algo ajeno, eludiendo levantar las alfombras del IAA, del Plan de Saneamiento, de SARGA y de tantos otros espacios de clientelismo y corrupción; seguir anclados en la vieja cultura del hormigón en lugar de pasar página a la Nueva Cultura del Agua, que nació en Aragón y marca liderazgo en España y a nivel internacional…

 

Deja un comentario