Alternativas al recrecimiento de Yesa para el sistema de riegos de Bardenas

Fundación Nueva Cultura del Agua

Pedro Arrojo, José Javier Gracia, Antonio Casas

 Resumen

Teniendo en cuenta el cambio climático de cara a las próximas décadas, el régimen ambiental que exige la Directiva Marco de Aguas, y los riegos geotécnicos que cuestionan, no sólo la viabilidad del recrecimiento, sino incluso la posibilidad de usar los 450 hm3 de la actual presa, creemos necesario estudiar una estrategia alternativa que permita garantizar la viabilidad del actual regadío de Bardenas. Es temerario alimentar expectativas de crecimiento del regadío, pues, además de malgastar fondos públicos, pone en riesgo la explotación familiar existente. La estrategia que proponemos se basa en los siguientes ejes:

  • completar la modernización del sistema, con 44.000 nuevas hectáreas;
  • retirar 8000 hectáreas de regadíos de baja productividad por problemas de salinidad y drenaje, con la correspondiente indemnización;
  • desarrollar la regulación en tránsito con: el recrecimiento de Malvecino y Carcastillo 1, ya previsto; y las presas de Marracos, Carcastillo 2, Erla Sureste, Erla 2, La Orés, Erla 3 y Erla 1, `propuestos por la FNCA.
  1. Los riegos que no se modernicen se abandonarán. Modernizar 44.000 hectáreas posibilita pasar del riego a turno al riego a la demanda, y del riego por inundación al riego presurizado, con un ahorro de 91 hm3/año.
  2. Retirar riegos de baja productividad, por problemas de salinidad y drenaje: evitaría la exportación de 8 -10 toneladas de sal por hectárea y año en los retornos de riego, con los consiguientes daños a terceros; así como un ahorro importante de caudales ya regulados. Retirar 8000 ha de regadíos de baja productividad permitiría ahorrar 112 hm3/año. En la medida que alquilar este tipo de tierras cuesta 850 €/ha (con las actuales subvenciones), la retirada del regadío supondría un coste de 0,06 € por metro cúbico ahorrado.
  3. Ordenando los proyectos de regulación en tránsito propuestos por el coste por metro cúbico de capacidad en cada caso, el orden sería: Marracos, Carcastillo 2, Erla SE, Orés (495), Orés (510), Erla 2, Erla 1, Erla 3. A estas obras habría que añadir las previstas y asumidas en la planificación oficial: Recrecimiento de Malvecino y Carcastillo I. En total 481,35 hm3 (o 684,35 hm3 si se asumieran las cotas máximas en Marracos y la Orés). La inversión estimada para construir todas estas presas sería de 255 M€ frente a los 415 M€ actuales del Recrecimiento.
  4. Sumando: 112 hm3 de ahorro por retirada de 8000 ha de baja productividad + 91 hm3 por modernización de 44.000 ha + 481,35 hm3 por presas de regulación en tránsito = 684,35 hm3; que serían 887,35 hm3 con máxima cota en Marracos y la Orés. Un volumen superior al de la capacidad actual de Yesa. Ello no significa que sea razonable desarrollar todas estas medidas; se trataría de acometer una estrategia modular, priorizando las opciones más eficientes.

Deja un comentario